Traducir web

Traducir web

Seguramente en muchas ocasiones nos hemos preguntado si traducir nuestro sitio web vale la pena o no.

Traducir webLa respuesta para mi es sencilla, depende. En el caso de nuestro blog, algunascosas.com, no necesitamos traducirla porque nuestro usuarios son en más de un 90% hispanohablantes, pero en el caso de muchas empresas, PYMES sobre todo, sí que creo conveniente hacer la traducción del sitio web corporativo o de e-commerce. Como todos sabemos Internet no tiene fronteras y si nuestro objetivo es conseguir vender cierto producto o servicio no podemos o no deberíamos poner trabas a posibles clientes fuera de nuestro país.

La traducción de un sitio web, ya sea blog, sitio corporativo, e-commerce, etcétera, no puede dejarse en segundo plano y debe tener una importancia relevante, si no realizamos correctamente la traducción del sitio web nuestro visitantes foráneos no entenderán nuestro mensaje y perderán confianza perdiendo una posible conversión internacional.

Podemos definir traducción como la tarea encargada de comprender un texto para poder reproducirlo con un significado equivalente en otro idioma diferente, por lo que la tarea de traducir el sitio web debe ser encargada a profesionales traductores y no dejarla en manos de sistemas automáticos o no profesionales.

En muchos casos el éxito de la internacionalización de un proyecto empresarial fracasa por no haber realizado las traducciones correctamente y acordes al país destino. Por poner un ejemplo no significa lo mismo la palabra coger en Argentina que en España.

Hoy en días gracias a los traductores automáticos podemos conseguir una traducción, corrijo un pseudo-traducción diría yo, de prácticamente cualquier texto con tan solo un click. Estas herramientas automáticas nos proporcionan traducciones fiables cuando se trata de una palabra o las frases a traducir son simples, como por ejemplo «Mi casa es roja», cuando los textos son complejos este tipo de sistemas nunca conseguirán realizar una traducción coherente y fiable de nuestros textos, es necesario recurrir sí o sí a profesionales de la traducción.

Hay un ejemplo muy claro que nos lleva 5 minutos de nuestro tiempo, probar, utilizando Google Translator, a traducir «Mi casa es roja» ( frase simple, sujeto + predicado ) al inglés, luego el resultado de la traducción al francés, este resultado al alemán, este nuevo resultado al ruso y al final el último resultado de la traducción volver a traducirlo al castellano…

mi casa es roja -> inglés -> my house is red

my house is red -> francés -> ma maison est rouge

ma maison est rouge -> alemán -> mein Haus ist rot

mein Haus ist rot -> ruso -> мой дом красный

мой дом красный -> español -> mi casa roja

Para una frase simple el resultado una vez vamos pasando por cada idioma difiere del texto original.

Easy Internationalization te proporciona las herramientas necesarias para poder contratar la traducción de tu sitio web con profesionales altamente cualificados y mediante novedosos sistemas basados en tecnologías 2.0 que permiten un versatilidad y agilidad prácticamente total.

 

Deja un comentario