La caja negra de un avión

La caja negra de un avión

Cuando vamos circulando con nuestro coche por cualquier carretera y nos encontramos con un accidente grave o no grave, todos nos aventuramos a realizar comentarios del tipo: “Mira la frenada, seguro que iba dormido”, “es que van como locos”, “algún día tenía que pasar esa curva es peligrosísima”, etc., etc…

La Guardia Civil levanta el atestado y toma todos los datos posibles del accidente, haciendo controles de alcoholemia, mediciones, etc.  Al día siguiente, leemos en la prensa o vemos en la televisión que en el accidente fallecieron, por desgracia,  dos personas y “no le damos más importancia”, pero cuando sucede una catástrofe aérea al ser un medio de transporte “que da miedo”, el famoso miedo a volar, a todos se nos ponen los pelos de punta. La repercusión mediática es inmensa y todo el mundo reclama responsabilidades.

Cuando ocurre un accidente aéreo en el 99% de los casos no es por culpa de un solo factor, ya sea humano o técnico.

Las cajas negras de un avión intentan ayudar a esclarecer las causas de un accidente aéreo ya que en ellas se recopilan cientos de datos del vuelo, desde las conversaciones en cabina hasta todos los datos de vuelo, parámetros del motor y un largo número de parámetros.

En los aviones existen dos cajas negras, no son negras realmente son de color naranja o amarillo brillante para poder ser localizadas con mayor facilidad, una que graba las conversaciones de cabina denominada Cockpit Voice Recorder – CVR y otra que graba todos los parámetros del vuelo denominada Flight Data Recorder – FDR. Además de todos los dispositivos necesarios para la grabación de datos las cajas negras incorporan una radiobaliza submarina que emite en una frecuencia específica de 37,5KHz y su señal llega sin problemas a la superficie siempre que la profundidad no sea superior a 4000 metros.

Las cajas negras van protegidas por una cápsula capaz de resistir temperaturas de 1100ºC durante al menos media hora, impactos que superan la fuerza de la gravedad en 3400 veces, y la presión que experimenta un objeto a profundidades de hasta 6000 metros. Normalmente se instalan en la zona de la cola del avión ya que es la zona que por su estructura aguanta mejor los impactos, por lo que nunca se debe instalar una caja negra cerca de los depósitos de combustible y zonas donde suele ser más típico el primer impacto en un accidente aéreo.

Interior de una caja negraLa FDR puede llegar a registrar más de 1000 parámetros de vuelo dependiendo del tipo de avión, entre los más usuales destacan la velocidad, rumbo, altitud, parámetros del motor, sistemas hidráulicos, piloto automático…

Se emplea un sistema eléctrico para recopilar los datos que llegan de los distintos instrumentos de vuelo y un sistema digital, basado en la normativa ARINC, para grabar todos estos datos y que posteriormente puedan ser procesados por ordenador. La información se almacena en una cinta de casi 120 metros de largo que permite grabar 25 horas seguidas.

La CVR, en la actualidad graba digitalmente las dos últimas horas de todas las conversaciones realizadas enla cabina, tanto las realizadas por los pilotos como las de ambiente, que se captan por medio de un micrófono normalmente instalado en el panel superior ( overhead ) y que registra todos los sonidos que se producen en cabina ( conversaciones, avisos sonoros del avión, etc ). La información recogida en esta caja negra es de vital importancia a la hora de analizar un accidente aéreo y solo es posible su borrado cuando el avión está en tierra con los motores apagados y el freno de estacionamiento accionado.

Caja negra CVR

Caja negra después de un accidente (CVR)

Caja negra después de un accidente (FDR)

Caja negra en el lugar de un accidente

Actualizado 06-08-2012

Muy buena infografía sobre el funcionamiento de la caja negra de un avión

Funcionamiento de la caja negra de un avión

5 opiniones en “La caja negra de un avión”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: meneame.net
  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *