Impresionante

Walikale. Seguramente este nombre no nos diga nada, pero para los pilotos que trabajan para las grandes corporaciones mineras en el Congo es el “pan nuestro de cada día”.

Walikale es una localidad de la República del Congo cercana a las minas de coltán de donde se extrae el preciado tantalio.

Los pilotos que trabajan para estas grandes corporaciones son unos auténticos mercenarios de la aviación, ya que tienen que aterrizar y despegar desde una carretera llena de curvas y en unas condiciones realmente precarias.

Aquí os dejos dos videos de un aterrizaje y un despegue en un Let L-410 Turbolet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *