Factores Humanos. La visión, desorientación espacial

Factores Humanos. La visión, desorientación espacial

Factores Humanos. Desorientación VisualConocemos el término orientación espacial como la capacidad que tiene el cuerpo humano para tener una adecuada percepción de la orientación y posición con el entorno que le rodea, ya sea en movimiento como en reposo. Con esta definición deducimos que la desorientación espacial es el fenómeno por el cual se produce una incorrecta apreciación de la posición, orientación o movimiento. En vuelo, al sufrir aceleraciones, la fuerza de gravedad terrestre y otros factores, puede resultar que estas percepciones se vean alteradas provocando la aparición de ilusiones y desorientación. El volar entre nubes, de noche, con baja visibilidad… sin estar concentrado en los instrumentos de vuelo puede ocasionar que el piloto confunda las percepciones recibidas poniendo en serio riesgo la seguridad de la aeronave.

La desorientación espacial se puede clasificar en tres clases:

Clase 1

El piloto no es capaz de reconocer que se encuentra desorientado por lo que si continúa haciendo caso a sus percepciones puede llegar a una situación grave de peligro

Clase 2

El piloto es capaz de reconocer la desorientación y es capaz de solucionarla recuperando el control del avión, aunque el factor sorpresa, por la situación, puede provocar que el piloto no realice las correciones correctas comprometiendo la seguridad del avión.

Clase 3

En este caso, el más grave, el piloto es capaz de reconocer la situación pero también reconoce que es incapaz de controlar la aeronave debido a la magnitud de la desorientación.

Ilusiones visuales

Nuestro sistema visual utiliza las referencias visuales que le proporcionan información útil como velocidad, distancia, profundidad. En los vuelos visuales ( VFR ) es imprescindible “mirar afuera” para obtener esas referencias siendo la principal el horizonte natural, uno de los problemas en el vuelo visual es cuando, por nubes, niebla, calima, etc, perdemos la visión con el horizonte natural por lo que en estos casos y para no entrar en una desorientación espacial sí es necesario confiar ciegamente en los instrumentos del avión para mantener un vuelo seguro hasta salir de la zona de “no visibilidad exterior”.

La ilusiones visuales, provocadas entre otras causas por:

  • condiciones mediambientales
  • condiciones meteorológicas
  • terreno
  • posición
  • situación

causan en los pilotos errores de altitud o una mala interpretación.

Las ilusiones visuales más comprometidas se dan lugar en la fase de aproximación y aterrizaje y son las siguientes:

  • Vuelo de noche o con visibilidad reducida. Se tiene la sensación de volar más alto de lo que realmente se está volando por lo que la tendencia de los pilotos es bajar el morro y volar por debajo de los mínimos con el consiguiente riesgo de chocar con cualquier obstáculo y/o aterrizar antes de la pista.
  • Terrenos sin rasgos distintivos. Al igual que la anterior produce la sensación de volar más alto al igual que la anterior se tiende a bajar el morro con los consiguientes peligros.
  • Pista más estrecha de lo habitual. La ilusión dará la sensación de volar más alto por lo que se realizará un aterrizaje corto.
  • Pista más ancha de lo habitual. La ilusión dará la sensación de volar más bajo con la tendencia a volar más alto por lo que al aterrizaje será largo.
  • Luminosidad de la pista. Si la intensidad de las luces es ténue tendremos sensación de lejanía y con alta intensidad tendremos la sensación de cercanía.
  • Pista con gradiente positivo. La ilusión produce la sensación de volar más alto.
  • Pista con gradiente negativo. La ilusión produce la sensación de volar más bajo.
  • Aproximación con niebla. En una aproximación con la pista a la vista en un momento dado por condiciones de baja visibilidad perdemos el contacto visual la tendencia es a bajar el morro ya que la ilusión nos dará la sensación de volar más alto de lo normal.
  • Actuaciones en el cabeceo. Con morro arriba tendremos la sensación de volar alto y con morro abajo tendremos la sensación de volar bajo.

Ilusiones visuales, optocinéticas o sensoriales

Factores humanos. Desorientación espacialEntre estas ilusiones destacan:

  • Sensación de estar volando recto y nivelado cuando en realidad se está realizando un viraje
  • Volando recto y nivelado sensación de estar virando
  • Sensación de volar con un plano caído
  • Confusión de luces, no saber diferenciar las luces en tierra con las estrellas por lo que se puede tender a volar invertido
  • Confusión nocturna del horizonte verdadero con las luces de línea de costa tendiendo a bajar el morro para ajustarse al falso horizonte
  • Pensar que el horizonte verdadero es falso debido a una escasa iluminación
  • Al volar sobre una capa de nubes inclinada se intentará ajustar los planos a esa inclinación para volar recto y nivelado
  • Pérdida del sentido de la orientación, volar un rumbo diferente al que creemos
  • Las luces parpadeantes entre 4 y 20 ciclos por segundo pueden producir peligrosas reacciones como la sensación de vértigo, vómitos. Por ejemplo las luces de anticolisión reflejadas en una nube pueden producir estas reacciones
  • Durante el día, la luz solar atravesando las palas de una hélice puede producir la misma sensación que las luces parpadeantes
  • Cuando el avión está realizando un viraje y observamos una referencia visual, una vez finalicemos el viraje puede dar la sensación de que esa referencia sigue moviéndose durante un tiempo
  • Las ilusiones estructurales que se dan en condiciones de lluvia, nieve, ondas de calor y que pueden dar la sensación, por ejemplo, de que una línea recta aparezca curva
  • La ilusión autocinética que se produce cuando miramos fijamente un punto luminoso sobre un fondo negro ( una estrella, una luz en tierra… ) dando la sensación de que el punto se mueve, se evita dejando de mirar a ese punto
  • Ilusión de movimiento relativo. Es una falsa percepción de movimiento cuando en realidad se está parado. Por ejemplo un caso de la vida cotidiana, cuando estamos parados con nuestro coche y otro coche a nuestro lado avanza despacio nos dará la sensación de que nuestro coche se está moviendo hacia atrás con lo que incoscientemente podremos pisar el freno cuando realmente ya estamos parados. Esta ilusión se da también en los vuelos en formación

Como prevenir la desorientación espacial

Para prevenir la desorientación espacial debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Mantener el entrenamiento en condiciones IMC
  • No volar baja los efectos del alcohol, drogas, fármacos..
  • Evitar volar con enfermedades respiratorias
  • Mantener un buen estado físico y psíquico
  • Los aviones no se vuelan a partir de las sensaciones
  • Conocer correctamente el avión que se va a volar
  • Si por condiciones bajas de visibilidad se pasa a volar en condiciones IMC, mantener este tipo de vuelo hasta volver a tener completamente condiciones visuales

Si se llegara a tener un desorientación espacial es importantísimo,

  • mantener  una comprobación cruzada de los instrumentos de vuelo, horizonte artificial, anemómetro, altímetro.
  • confiar en los instrumentos de vuelo, siempre nos indicarán la situación real del avión
  • intentar relajarse y nunca mirar a un punto fijo
  • volando acompañado siempre explicar lo que está pasando y pedir ayuda

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *