Baterías radio control

Baterías Radio Control

Las baterías más utilizadas hoy en día en radio control, ya sea avión, barco, coche…, son las Li-Po aunque también existen muchos modelos con Ni-Cd, Ni.Nh e Ion-Litio. A continuación intentaré explicar un poco como funciona cada una de ellas y sus ventajas e inconvenientes.

Baterías Li-Po, polímero de litio

Las baterías de polímero de litio son una variación/desarrollo de las baterías de Litio-Ion, este tipo de baterías  emplean un electrolito gelificado para aumentar la conductividad y al utilizar un polímero pueden ser fabricadas en una gran variedad de formas y tamaños. Batería LipoSon baterías mucho más ligeras y que pueden tener cualquier forma, otra gran ventaja es que no poseen el famoso efecto memoria. Cada elemento tiene un voltaje de 3,7 voltios. En contrapartida este tipo de baterías necesitan una carga más lenta que sus otras competidoras y necesitan un cargador especial por lo que no deben utilizarse cargadores que no sean específicos para este tipo de baterías otro de los handicap de este tipo de baterías es que son más caras que el resto. Es importante no descargarlas demasiado porque pueden dañarse irreparablemente aunque son capaces de aprovechar prácticamente toda la energía que almacenan. Este tipo de baterías suministran un voltaje más alto por célula que se mantiene constante por lo que al usar menos células se ahorra en peso. A la hora de almacenarlas es aconsejable hacerlo a media carga para evitar que una descarga estropee la batería. La vida útil de estas baterías es superior al resto de competidoras siempre y cuando se traten con cuidado, aunque con el paso del tiempo también se van degradando.

Baterías Ni-Cd, níquel cadmio

Durante muchos años las baterías de níquel cadmio fueron las únicas que existían en el mercado hasta que en el año 1990 aparecieron las Batería ni-cdbaterías de metal-hidruro y las de ion-litio.

Uno de los grandes handicaps de este tipo de baterías es que poseen efecto memoria por lo que tenemos que descargarlas completamente periódicamente para evitar que progresivamente vayan perdiendo toda la capacidad de carga que tienen, otro handicap es que el cadmio es muy tóxico y no se llevan bien con las cargas rápidas.

Baterías Ni-MH, níquel metal hidruro

Batería ni-mhLas baterías de Ni-MH sustituyen a las de Níquel Cadmio ya que son menos contaminantes, poseen mayor capacidad de carga. Otra gran ventaja es que no contienen Cadmio ( gran contaminante ) y el efecto memoria desaparece con este tipo de baterías.

Por contra soportan un menor número de cargas que las Ni-Cd aunque sí soportan cargas rápidas.

Baterías Ion-Litio

La baterías de Ion-Litio tienen aproximadamente el doble de capacidad que una batería de Ni-Cd y al ser de litio son mucho menos pesadas.

Batería Ion-LitioLa gran ventaja es que no poseen mantenimiento ni efecto memoria, pero necesitan controlar el voltaje máximo de cada célula de la batería. Es muy importante no perforarlas ya que la reacción química que se produciría puede provocar una explosión.

El gran handicap de este tipo de baterías es que con el tiempo se van deteriorando, sí o sí, pero para intentar que este deterioro sea más lento o tarde más se recomiendo almacenarlas con una carga de aproximadamente el 40%, no exponerlas a temperaturas elevadas ni sobrecargarlas y/o descargarlas en exceso.

Importante, no descargarlas completamente!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta